Datos personales

Villaviciosa, ASTURIAS
Desde esta ventana queremos mostrar fotográficamente la naturaleza en su concepto más amplio, teniendo como punto de referencia la Ría de Villaviciosa y todo su entorno. Blog fundado en Abril de 2007. bernardobusto@hotmail.com

domingo, 14 de junio de 2009

Una historia de buenos y malos

El viernes cometí un error, bueno, lo cometo a menudo pero el viernes alguien me puso en el sitio. Tengo gallinas asturianas por el puro placer de verlas y de ayudar en la recuperación de una raza autóctona. A diario las suelto para que disfruten como nadie de un prado de las que son dueñas y señoras. Por razones que no vienen al caso, me ausento y cuando vuelvo al oscurecer, me encuentro con un panorama desolador: plumas por todos los sitios y muchas gallinas que faltan. Al fondo, el autor de la tropelía, el individuo de la primera foto. Balance: faltan diez gallinas y dos de los tres gallos, los que aparecen en las fotos. Como dice un amigo, a partir de ahora me toca demostrarle al innombrable de la primera foto que soy más listo y astuto que él, pero sin acritud; él estaba antes que las gallinas y sólo cumplió con su obligación. Aunque me disguste un montón.

7 comentarios:

Marco dijo...

Perguapa entrada.

Lastima de gallinas, pero habrán alimentado a la descendencia de maese raposo.

Anónimo dijo...

Desde hace meses sigo a diario tu blog, de hecho lo tengo agregado a los favoritos, hoy me decidido a escribirte para agradecerte publicamente la actitud tan positiva que tienes.

un saludo

angeles dijo...

lo siento por tus gallinas bernardo
pero asi es la vida,unos mueren para alimentar a otros
saludines

Bernardo Busto dijo...

Marco, Anónimo, Ángeles, gracias por vuestros comentarios.
Salud

Paco Ayala dijo...

¡Pero qué güevos daben eses pites! Los que alguna vez hemos disfrutado su sabor, su color, su digestión, sabemos lo que valen estas gallinas criadas con tanto esmero y amor por Bernardo. Gracias a ti, Bernardo, y a tus gallinas, por tanta vida que tenéis y que repartís.
Menos mal que después de la tempestad llega la calma, y después de la muerte llega otra vez la VIDA, nuevas vidas para reemplazar las anteriores.

Sara dijo...

Los siento mucho por tus gallinas, pero como muy bien has dicho, "él" estaba primero que nosotros con nuestas gallinas y nuestros coches. Lo ideal sería encontrar la justa medida de todos y poder convivir.
Un saludo

Anónimo dijo...

http://saborastur.com/248-thickbox_default/sidra-natural-de-asturias-botella-70-el-gallu-pintu.jpg

¿Tu foto?